Doce casas

santuario

 

Su cuerpo, adelgazado por la insustancialidad, completó el ascenso por los escalones. Ante él se alzaba una docena de templetes, las casas del Zodiaco.

—Te ha sido concedido un don, caballero —le dijo una voz que procedía de todas ellas—. Dado que no has nacido bajo los auspicios de ninguno de los signos, te ha sido dado elegir el que prefieras: Géminis, el de la dualidad; Libra, el equilibrio…

—!Podéis devolverme a mi mundo o despedazarme en una miriada de soles! ¡Jamás renunciaré a mi albedrío!

Anuncios

4 thoughts on “Doce casas

  1. Hola Pedro , soy Marisa .Gracias por combatir la insustancialidad de esta forma tan original , la defensa de la libertad no hay que traicionarla por nada ni por nadie…Ella suele habitar por debajo del barniz social contemporáneo ,secuestrada :atada de manos y pies, amordazada,drogada …Sin embargo la que todos llevamos en nuestro interior….¿la tratamos como se merece y nos merecemos ?Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • En efecto, la libertad (con o sin mayúsculas) ha de empezar por la propia, la interior y personal, y hemos de defenderla contra cualquier intromisión. Esta, la de escribir historias que hacen pensar, es mi forma de luchar. Bienvenida, Marisa.
      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s