El progreso ya está aquí

progreso

Bajó al garaje por primera vez desde hacía meses. Era un encargo complicado, pero se esmeró al desmontar casi la mitad de las piezas. Sustituyó las estropeadas y lo volvió a montar todo sin mirar unos planos que no necesitaba.

Dio un paso atrás y contempló su obra: el molinillo de café estaba como nuevo. Se sintió útil una vez más, como en los tiempos en los que era mecánico de una factoría importante antes de ser sustituido por una máquina que lo hacía todo más rápido y más barato; antes de que se llevaran la fábrica a otro país.

Anuncios

2 thoughts on “El progreso ya está aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s