LA BOCA DEL DIABLO


«Esa rejilla es la mismísima boca del Diablo», pensó Oliver mientras se frotaba el pulgar del pie izquierdo. Al igual que en una docena de ocasiones anteriores.
Daba igual que la recolocara. Cada poco tiempo, al salir de casa pues se encontraba delante de su portal, aparecía levantada lo justo para tropezar con ella. Oliver estaba convencido de que solo ocurría cuando él salía confiado.

Había presentado infinidad de quejas al Servicio Municipal de Alcantarillados. Sin respuesta.
Una noche, harto de la situación y temiendo quedar cojo de por vida, forzó la entrada y se coló por la estrecha abertura con la intención de acabar con el problema.
Nunca nadie volvió a saber de él.

Anuncios

6 thoughts on “LA BOCA DEL DIABLO

  1. El submundo es todo un mundo que espera para ser descubierto.

    Los Mitos nos dicen que, allá abajo, permanecen los Primigenios, que fueron encerrados con sellos sólidos para apartarlos del camino de los hombres.

    Yo aún espero su regreso.

    Me gusta

  2. Una vez vi un documental precisamente sobre la red de alcantarillado. Realmente es todo un mundo, un inframundo, el que hay ahí abajo, a pocos metros de nuestros pies. Qué miedo, Pete, no había vuelto a pensar en ello. Anda, hazme un hueco ahí arriba 🙂
    Besitos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s